Tecnología

El derribo de un satélite con un misil indio amenaza a los astronautas de la Estación Espacial

India presumió la semana pasada de haber entrado en el grupo selecto de “potencias espaciales” cuando empleó por primera vez con éxito un misil antisatélites

La NASA advierte que la prueba de misiles creó 400 piezas de desechos espaciales

La India sacaba pecho la semana pasada por haber derribado uno de sus propios satélites con un misil antisatélites y reclamaba un lugar entre el selecto grupo de potencias espaciales formado por EE.UU., Rusia y China. Pero cinco días después le cayó un jarro de agua fría por la misma acción. “Es algo terrible”, le reprocha la NASA. Y es que la prueba creó 400 desechos espaciales que ponen en peligro la seguridad de los astronautas a bordo de la Estación Espacial Internacional (EEI).

El administrador de la NASA, Jim Bridenstine, comunicó que se habían identificado 400 escombros girando en la órbita baja de la Tierra desde la demostración de la capacidad defensiva de la India en el espacio.

Según la NASA

Veinticuatro de los 60 escombros han alcanzado una altitud mayor que la EEI bajo el efecto de la destrucción

“No podemos rastrearlos todos”, explicó Bridenstine a sus empleados que durante una sesión de preguntas y respuestas de la agencia en Washington. “Rastreamos objetos que miden más de 10 centímetros, y hay alrededor de 60, cada uno de los cuales tiene un número y podemos seguir”.

El satélite indio fue destruido a una altitud relativamente baja, a 300 km de la superficie terrestre, muy por debajo de la EEI (410 km) y la mayoría de los satélites en órbita. Pero 24 de los 60 escombros han alcanzado una altitud mayor que la EEI bajo el efecto de la destrucción, según Bridenstine.

Momento del lanzamiento del nuevo sistema de misiles con capacidad para derribar satélites espaciales probado por la India, el 27 de marzo, en Odisha, la India
Momento del lanzamiento del nuevo sistema de misiles con capacidad para derribar satélites espaciales probado por la India, el 27 de marzo, en Odisha, la India

Precisamente India afirmó la semana pasada que quería evitar la creación de desechos espaciales llevando a cabo la prueba en una atmósfera inferior, según afirmó entonces el Ministerio de Asuntos Exteriores del país. Pero parece que no contaba con que la deflagración enviaría objetos a otra órbita: “Cualquier residuo que se genere se descompondrá y caerá de nuevo a la Tierra en unas semanas”, preveía entonces.

“Crear un evento que envíe escombros a un pico más alto que la Estación Espacial Internacional es algo terrible, terrible”, denunció. “Este tipo de actividad es incompatible con el futuro de los vuelos tripulados”. “Es inaceptable”, repitió.

Este tipo de actividad es incompatible con el futuro de los vuelos tripulados. Es inaceptable”

JIM BRIDENSTINE Jefe de la NASA

Es el ejército de los EE. UU. el que registra los objetos en el espacio para predecir el riesgo de colisión no solo para la Estación, sino también para los satélites. Los soldados siguen 23.000 objetos de más de 10 centímetros.

Esto incluye alrededor de 10.000 escombros, de los cuales casi 3.000 fueron creados por un solo evento: una prueba china contra satélites en 2007 a 860 km de la superficie.

Debido a la prueba de la India, el riesgo de colisión con la EEI ha aumentado en un 44% en diez días, calcula Bridenstine. No obstante, el riesgo se “disipará” rápidamente ya que la mayoría de los escombros se encuentran a baja altitud y se quemarán rápidamente al ingresar a la atmósfera.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *