Nacionales

Cambiemos bloqueó proyectos para bajar las tarifas y subir las jubilaciones

La oposición consiguió quórum en Diputados, pero como no había dictámenes el oficialismo impidió los dos tercios para votarlos. Un gesto de Monzó permitió sesionar e irritó al macrismo. La pelea se trasladaría a las comisiones.

La oposición le propició un duro golpe a Cambiemos en la Cámara de Diputados y alcanzó el quórum para tratar 78 proyectos de ley, entre ellos varios que indexaban las tarifas de servicios públicos a la variación salarial y otros que proponen eximir a los jubilados de pagar el impuesto a las Ganancias.

El temario fue diseñado hace una semana por los jefes del kirchnerismo (Agustín Rossi), peronismo federal (Pablo Kosiner) y el Frente Renovador (massismo), que unidos quedan a 15 votos del quórum. Consiguieron esos aliados con lo justo y sobre la hora, luego que los kirchneristas Rodolfo Tailhade y Leopoldo Moreau abandonaran la bicameral de inteligencia para aportar los votos que faltaban.

Además, fue necesario un guiño doble de Emilio Monzó: primero prorrogó el plazo de media hora para iniciar la sesión (Alfredo Olmedo pidió la palabra para suspenderla, pero lo ignoró y quedó varios minutos con el brazo en alto) y luego frenó una maniobra de sus pares para levantarla por falta de quórum.

De esta manera, los oficialistas tuvieron que poner la cara para rechazar la habilitación de los proyectos, que al no tener dictámenes necesitaban dos tercios para tratarse en el recinto, un número imposible de conseguir por la oposición.

Se votaron en tres paquetes: uno con los que proponían eximir de ganancias a jubilados, otro con los que promueven regular los tarifazos y un último con el resto de los expedientes incluidos, como la declaración de la emergencia alimentaria y la suspensión de las ejecuciones hipotecarias.

Cambiemos sentó a sus soldados para rechazar cada votación, escuchó largos discursos contra el Gobierno y vio como la oposición  demostró que puede abrir el recinto sin su ayuda aún en pleno calendario electoral de las provincias, un logro que hasta este martes creían imposible. De hecho, en la última primavera tuvo tres intentos fallidos por sesionar. 

Este mediodía pudieron hacerlo pese a algunas ausencias inesperadas, como los cuatro cordobeses que responden a Juan Schiaretti: Paulo Cassinerio, Martín Llaryora (de licencia), Adriana Nazario y Alejandra Vigo.

Por el kirchnerismo no estuvieron Nilda Garré, Silvina Frana, Ana Llanos y la rionegrina María Emilia Soria, en plena campaña. Un dato de color lo aportó Martín Lousteau, que nunca apareció pero su aliada Teresita Villavicencio dio quórum y votó todo con la oposición.

En el debate, que de a ratos tuvo la mayoría de las bancas vacías, la massista Mirta Tundis recordó que la Corte Suprema, en el fallo que eximió a un jubilado de Ganancias, le dio al Congreso un año para legislar sobre el tema, pero era difícil cumplir porque el macrista Martín Maqueira nunca la reúne.

Misma estrategia tiene Luciano Laspina, encargado de cajonear la mayoría de las leyes incómodas para Macri en la Comisión de Presupuesto. 

La radical santacruceña Roxana Reyes intentó despegarse de su bloque y admitió que en Santa Cruz la gente no puede pagar tarifas de gas de 8 mil pesos “con los sueldos de 20 mil que paga Alicia Kirchner”.

“Esta sesión es increíble: el oficialismo no da quórum, pero fundamenta los proyectos”, se impactó Agustín Rossi. También se cuidó de los escraches Alma Sapag, de Neuquén, que no dio quórum pero apoyó la votación sobre las leyes “antitarifazos”.

“La estafa energética es un tema ineludible para cualquier representante del pueblo y para cualquier argentino que no sea millonario. ¿Cómo pueden estar ahí, sin opinar, los legisladores que quieren defender al Gobierno?”, siguió el debate Felipe Solá.

“La política tarifaria sigue siendo la misma, los que sufren son los argentinos, por eso nos vemos obligados a insistir, sabiendo que no teníamos muchas probabilidades de sacar una ley”, advirtió Pablo Kosiner, jefe de Argentina Federal. Los números le dan la razón. 

El salteño Andrés  Zottos repasó su proyecto para suspender ejecuciones hipotecarias, un tema que podría ser parte de una próxima sesión especial. 

los diputados de izquierda se turnaron para reclamar por la emergencia alimentaria, con la flamante incorporación de Mónica Leticia Schlotthauer, quien juró con el puño en alto y el pañuelo verde que representa la lucha por el aborto legal. Después habló muchas veces. 


Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *