Destacados Internacionales

Pence pide que la ONU reconozca a Guaidó y revoque las credenciales de Maduro

El embajador ruso, Vasili Nebenzia, no sólo negó el apoyo, sino que calificó a Guaidó de “títere” de los estadounidenses

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, adoptó un tono trágico, lento en su hablar y cargado de silencios, para solicitar en la Organización de Naciones Unidas (ONU) el reconocimiento de Juan Guaidó, presidente interino de Venezuela como única autoridad legítima en ese país y revocar las credenciales del gobierno de Nicolás Maduro.

Otro brindis al sol en el Consejo de Seguridad, por cuanto el embajador ruso, Vasili Nebenzia, no sólo negó el apoyo, sino que calificó a Guaidó de “títere” de los estadounidenses.

Pence viajó a Nueva York para participar en esta sesión especial del Consejo, el brazo ejecutivo de la ONU. Hizo su discurso y se marchó, cosa que le afeó el ruso. Tras ofrecer su descripción de la grave situación que se vive en Venezuela, la malnutrición y pobreza forzadas por la represión política, el vicepresidente anunció que EE.UU. está preparando una resolución al objeto de que Naciones Unidas reconozca a Guaidó, se deniegue el poder a Nicolás Maduro, a la vez que se retire las credenciales de la representación diplomática en la ONU.

Iras y sarcasmos

“Usted, embajador, no debería estar aquí”, afirmó Pence mirando al representante venezolano, Samuel Moncada. “Usted debería volver a Venezuela y decirle a Maduro que se acabó su tiempo, que es el momento de irse”, insistió Pence con tono catequístico.

Esta sugerencia provocó la ira de Nebenzia, quien afirmó que pedir la revocación de las credenciales de un diplomático reconocido por la ONU atenta contra las leyes internacionales. El ruso reconoció, sin embargo, que la situación humanitaria “está lejos de lo ideal”. Pero él culpó a Estados Unidos de realizar una política de estrangulamiento económico con las sanciones y con el bloqueo de más de 30.000 millones de dólares.

El embajador ruso tiró de sarcasmo. Contrarrestó a Pence en su denuncia de que el gobierno Maduro bloquea la ayuda humanitaria recordándole el caos y la pésima gestión del ejecutivo de Trump en Puerto Rico después del huracán María. Además, tuvo un cierto tono de mofa al responder a un informe sanitario en el que se remarcó la propagación del sarampión en Venezuela. “¿Saben que en Nueva York han declarado una emergencia sanitaria por esta enfermedad?”, cuestionó.

“Todas las opciones están sobre la mesa”

Pence le había afeado que sólo dos países, Rusia y China, impidieron hace unas semanas con su veto la gestión de la ayuda humanitaria y la reclamación de democracia. “Siguen obstruyendo la labor humanitaria y la restauración de la democracia”, subrayó. “Vamos a continuar con la presión política y económica”, reiteró Pence. Pero, como tantas veces ha hecho Trump, avisó que “todas las opciones están sobre la mesa”.

La representante británica, Karen Pierce, consideró que la ayuda humanitaria está bien, pero que no es la solución. “Se ha de ir más allá y el cambio político también es urgente”, insistió. “Se han de convocar unas elecciones libres y transparentes bajo supervisión internacional”, sostuvo.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *