Deportes

El Liverpool maltrata al Oporto y se cita con el Barça

El conjunto inglés superó una fase de gran sufrimiento en Portugal y acabó goleando

Comenzó sufriendo y terminó escuchando los insistentes cánticos de euforia de sus seguidores. El Liverpool fue un equipo nefasto hasta que en su primer avance marcó un gol que arruinó moralmente a un Oporto hasta entonces entusiasta. El conjunto de Klopp adquirió el Portugal el billete para visitar Barcelona en las semifinales, con partido de ida en el Camp Nou (30 de abril o 1 de mayo, hoy se conocerá la fecha) y el de vuelta en Anfield (7-8 de mayo).

Sorprendió muy negativamente el Liverpool en el arranque. Fue un equipo impersonal y conservador, completamente sometido al dinamismo de un Oporto que llegó a protagonizar hasta 13 intentos en los primeros 25 minutos. Sin ningún complejo, y sin resignación a pesar del 2-0 que habían encajado en Anfield, los portugueses intentaron hacer valer el factor campo y zarandearon a los de Klopp. Un remate ligeramente desviado de Corona en el primer minuto pudo haber cambiado el signo de la eliminatoria, pero los de Sérgio Conceião confundieron el optimismo con la precipitación en los últimos metros y no encontraron el gol a pesar de las reiteradas aproximaciones.

El equipo portugués zarandeó a los ingleses, pero se encontró con un gol en contra en el primer avance de los ‘reds’ y entró en una depresión

Era la versión del Liverpool que claudicó en los tres desplazamientos de la fase de grupos. Dejando a Firmino y Henderson en el banco, probablemente pensando en la pugna con el Manchester City por el campeonato inglés, Klopp subestimó el potencial de los portugueses y su equipo transitó al borde del abismo durante un buen rato. Pero tuvo la fortuna de su parte. En la primera incorporación al ataque, conducida por Robertson desde la izquierda, los reds movieron la pelota en el área de Casillas y Salah acabó filtrando una pelota que Mané transformó en gol a placer, aunque en directo dio toda la impresión de que el senegalés estaba en posición de fuera de juego. Era el minuto 26, y la espera hasta que el árbitro fue a comprobar la jugada en el monitor del VAR y emitió un veredicto se hizo eterna en Do Dragão. Por milímetros, pero el gol fue válido.

En aquella instancia el Oporto había acreditado méritos para igualar la eliminatoria y se encontró, de repente, con que necesitaba 4 goles para evitar el Brexit de la Champions. Una lluvia persistente añadía dramatismo a la situación de un Oporto condenado a luchar por nada. El golpe anímico fue tremendo y el equipo de Conceição ya no volvió a ser el de antes.

Ocho victorias consecutivas acumula el Liverpool, que visitará el Camp Nou en la ida de las semifinales el 30 de abril o el 1 de mayo

Si el Liverpool apareció mejor maquillado fue por la caída del estado de ánimo del Oporto. Ante un rival deprimido, Salah profundizó en la herida firmando el segundo en un balón largo y superando la salida de Casillas. Acto seguido Militão, fichaje del Real Madrid, cabeceó a gol en un córner. En la primera parte habría sido un gol de oro, pero entonces era un botín absolutamente devaluado frente a un Liverpool que ya tenía espacios para operar con tranquilidad.Firmino, de cabeza a centro de Henderson, incrementó la goleada y Van Dijk, cerró el marcador con un testarazo a placer. El Liverpool acumula ocho victorias consecutivas. Sus números impresionan más que el juego que desplegó mientras el Oporto no fue un muerto viviente.

Ficha técnica

Oporto, 1 – Liverpool, 4

Oporto: Iker Casillas, Eder Militao, Pepe, Felipe, Alex Telles, Octavio (Tiquinho, m.46), Danilo Pereira, Héctor Herrera, Jesús Corona (Fernando Santos, m.78), Yacine Brahimi (Bruno Costa, m.81) y Moussa Marega.

Liverpool: Alisson Becker, Trent Alexander-Arnold (Joe Gomez, m.66), Joel Matip, Virgil van Dijk, Andrew Robertson (Jordan Henderson, m.71), Fabinho, Georginio Wijnaldum, Jame Milner, Divock Origi (Roberto Firmino, m.46), Mohamed Salah y Sadio Mane.

Goles: 0-1, m.26: Sadio Mane; 0-2, m.65: Mohamed Salah; 1-2, m.69: Eder Militao; 1-3, m.77: Firmino

Árbitro: Danny Makkelie (HOL). Mostró tarjeta amarilla a Mané, del Liverpool y a Pepe, del Oporto.

Incidencias: encuentro de vuelta de los cuartos de final de la Liga de Campeones disputado en el estadio Do Dragao de Oporto ante unos 50.000 espectadores.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *