Internacionales

Un Boeing 737 ‘aterriza’ en un río de Florida con 143 pasajeros a bordo

El avión se desvió de la pista de aterrizaje de la Estación Aérea Naval de Jacksonville y acabó en las aguas poco profundas del río Saint Johns

Todos los 136 pasajeros y siete miembros de la tripulación han sobrevivido a un “difícil” y “aterrador” aterrizaje de un Boeing 737 que se precipitó al río Saint Johns, el viernes por la noche. El aparato se salió de la pista tras completar el trayecto de la estación naval de la Bahía de GuantánamoCuba al aeropuerto naval de Jacksonville, Florida.

Por suerte, la poca profundidad del río mantuvo el aparato en la superficie. Si bien todos los pasajeros han salido con vida y, la mayoría, ilesos; 21 de ellos han sido trasladados a hospitales locales pero sin heridas de gravedad.

El aparato de la compañía Miami Air International, que llevaba a bordo mayoritariamente personal militar, estaba tratando de aterrizar en el aeropuerto militar sobre las 9:40 horas de la noche del viernes cuando se desvió de la trazada y terminó en el agua. Se está investigando el motivo, aunque el fuerte temporal que azotaba la zona en el momento podría haber descontrolado el aparato.

Una pasajera del avión, la abogada Cheryl Bormann, relató a CNN que el avión, que ya llevaba cuatro horas de retraso, hizo un “aterrizaje muy difícil” en Jacksonville en medio de truenos y relámpagos.

“Bajamos, el avión literalmente golpeó el suelo y rebotó. Estaba claro que el piloto no tenía el control total del avión. Rebotó nuevamente”, explicó. La experiencia fue “aterradora”, admitió la pasajera, que se golpeó en la cabeza con una bandeja de plástico del asiento del frente cuando el avión viró hacia un lado y salió de la pista. “Estábamos en el agua, no sabíamos si era el océano o un río”, continuó la abogada.

Bajamos, el avión literalmente golpeó el suelo y rebotó. Estaba claro que el piloto no tenía el control total del avión”

CHERYL BORMANN Pasajera

Según explicó la pasajera, esta evacuó el avión sobre el ala cuando se desplegaron las máscaras de oxígeno mientras olía el combustible del aparato que parecía que estaba goteando sobre el agua. A continuación, una balsa fue a rescatarles.

Tanto la policía como un centenar de bomberos respondieron a la emergencia. Entre sus tareas, estaba la de controlar el combustible del avión y evitar que se incendiara. Precisamente, la unidad de operaciones especiales del Departamento de Bomberos y Rescate de Jacksonville se había entrenado junto a las unidades marinas para un incidente similar hacía una semana.

La compañía Boeing está bajo un fuerte escrutinio después de que la flota de sus aparatos 737 MAX 8 tuvieron que ser apartados del servicio debido a dos accidentes mortales en Indonesia y Etiopía en los últimos meses, cuyas causas apuntan al sistema de tripulación automática de estos modelos, según las investigaciones preliminares. Si bien los modelos afectados son distintos al estrellado este viernes, el fabricante de aviones estadounidense se ve implicado en otra mala noticia que podría empeorar todavía más su imagen.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *