Economia

Por la “guerra” EE.UU.-China, el país perdería en la soja hasta US$3000 millones

La guerra comercial entre China y Estados Unidos impactará en el país con hasta US$3000 millones menos de ingresos en soja.

Por la guerra comercial de aranceles entre los Estados Unidos y China, que lleva más de un año y entre otros productos le pegó a la soja con una fuerte baja de precios, la Argentina tendría este año una merma de ingresos en este grano de entre US$1000 y hasta 3000 millones de dólares.

Hoy, luego de que China respondiera a los últimos aranceles de Estados Unidos -la semana pasada los subió de 10 a 25% para bienes por US$200.000 millones- aumentando sus tasas entre el 5 y el 25% para más de 5000 productos, la soja en la Bolsa de Chicago cayó retrocediendo al precio más bajo en casi 11 años. Allí la posición mayo cerró a US$290,64 por tonelada, una merma de 2,20 dólares por tonelada y el menor registro desde el 5 diciembre de 2008, cuando cotizó a US$287,89.

En el mercado local (Matba), en tanto, la posición mayo subió un dólar por tonelada, a US$ 215,50 la tonelada. Ocurrió en medio de la expectativa de que China realice más compras en Brasil y la Argentina a expensas de EE.UU.

Sin embargo, desde octubre pasado, al inicio de la actual campaña la soja, el grano perdió unos 40 dólares por tonelada y eso afectó las estimaciones de ingresos para la cosecha y sus exportaciones. “El ingreso que se esperaba era de alrededor US$16.200 millones (del complejo soja), pero ahora solo llegaría a US$15.200, unos US$1000 millones menos. Es un cálculo somero y prematuro, aún falta cosechar y no se sabe cuánto se va a exportar. Se debe esperar el número final, supeditado a los rindes”, dijo Gustavo López, de la consultora Agritend, a LA NACION.

Para López, “en el mercado argentino (la merma) no tuvo un gran impacto frente al esquema internacional (en EE.UU. el año pasado hubo fuertes descuentos). No es una pérdida tan significativa (para la Argentina)”.

En tanto, Juan Manuel Garzón, del Ieral, de la Fundación Mediterránea, destacó que, en lo que va el año, la caída del precio de la soja “le cuesta al país hasta US$3000 millones en el complejo de la soja, el 5% de las exportaciones totales del país”.

Hay expectativas sobre el comportamiento de China con relación precisamente con su demanda a Brasil y la Argentina y el efecto en los precios. Garzón recordó que el año pasado la soja de los países sudamericanos se despegó de lo que pasaba en Chicago y generó su propio precio. Ahora todavía eso no se ve nítidamente.

“En el segundo y tercer trimestre se produjo el despegue del precio. Sin embargo, este año, los precios de ambos mercados convergieron. Ahora juntos están a la baja, pero nuestro mercado aún no logra despegarse. Llama la atención que todavía no se diferencie, pero se va camino a eso, a que esos mercados se abran”, indicó.

Por lo pronto, la situación es vista con preocupación por los mismos productores. “Ningún productor pensaba vender a menos de 250 dólares la tonelada de soja”, afirmó Néstor Roulet, productor y asesor en Asuntos Agropecuarios de Presidencia del Banco Nación.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *