Nacionales

Dictan la sentencia a César Milani en el juicio oral por delitos de lesa humanidad

El militar vinculó a la política y los medios con el expediente. Está acusado por el secuestro, detención y tortura de Pedro y Ramón Olivera en 1977. Las querellas solicitaron 18 y 20 años de prisión.

El juicio oral contra César Milani por delitos de lesa humanidad ingresa en su capítulo final. Este viernes se realiza la audiencia en la que se espera el veredicto que podría condenar al exjefe del Ejército, acusado por el secuestro, detención y tortura de Pedro y Ramón Olivera.

Antes de escuchar el veredicto, el militar tuvo la posibilidad de brindar sus últimas palabras. En un breve discurso, vinculó a la política y los medios con el enjuiciamiento en su contra.

Este proceso fue producto de una campaña política, mediática y judicial inédita contra un jefe del Ejército. Reafirmo mi firme convicción, de que con mi injusta y arbitraria detención, más que hacerme un daño a mí, se le ha infringido un castigo al Ejército, privándolo de una reconciliación definitiva con el pueblo. Esto es lo que más lamento, ya que así como estuve junto a mis soldados, estuve junto al pueblo. Vemos hoy un Ejército de rodillas, sin equipamiento, lejos del pueblo. Estoy tranquilo, seguro de que me asiste la verdad y la razón”, sostuvo ante el tribunal que a las 13 emitirá la sentencia.

El jueves la defensa del exhombre fuerte de la inteligencia militar presentó su alegato y pidió la absolución de Milani, que en la previa del anuncio de la sentencia pediría la palabra para presentar su descargo.

La última semana de julio, las querellas que representan a la familia Olivera y a las secretarías de Derechos Humanos de la Nación y la provincia solicitaron una condena de 18 y 20 años, respectivamente. El juicio alcanza a otros 12 acusados.

Los abogados de los organismos del Estado, Claudio Orosz y Eugenio Biafore, entregaron argumentos al tribunal para condenar al militar por los delitos de privación ilegítima de la libertad, imposición de tormentos y asociación ilícita. Por su parte, la letrada Adriana Mercado -representa a los Olivera- señaló que “quedó acreditado que Milani formó parte del grupo de inteligencia que se movía con autonomía y que participaban de detenciones, torturas y detenciones de personas”.

A su vez, los letrados de las secretarías de Derechos Humanos afirmaron que Milani estuvo en el lugar de los hechos y rechazaron con fuertes críticas el intento de la defensa de Milani de “impugnar y desacreditar a los testigos que formaron parte del proceso”.

Hay un abundante cúmulo de pruebas, que son contundentes“, sostuvo Ramón Alfredo Olivera en diálogo con Télam. Y agregó: “Se llevó a mi padre en un allanamiento ilegal y tuvo intervención para que me apresaran a mí”.

Milani fue jefe del Ejército durante el gobierno de Cristina Kirchner. Créditos: DPA/ Daniel Dabove
Milani fue jefe del Ejército durante el gobierno de Cristina Kirchner. Créditos: DPA/ Daniel Dabove

La defensa del militar desestimó las acusaciones y las vinculó con cuestiones políticas. En su declaración de mayo, Milani negó haber participado de actos de tortura y se comparó con Olivera. “Yo soy tan víctima como ellos”, aseguró.

“Nadie puede negar que los jefes del Ejército, de cuerpos y de áreas no supieran lo que pasaba porque ellos lo ordenaban, pero nosotros, que éramos subalternos, somos tan víctimas como Olivera”, intentó minimizar sus responsabilidades.

El caso

Milani está acusado por los hechos que ocurrieron el 12 de marzo de 1977, momento en que una partida de militares, supuestamente liderada por el exjefe del Ejército -por entonces subteniente que revistaba en el batallón 141- ingresó en el domicilio de los Olivera y secuestró a Pedro, y más tarde a su hijo Ramón en su lugar de trabajo.


Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *