Cordoba Nacionales Provincias

Agresor y víctima seguirán usando tobillera aunque solo residan a 700 metros de distancia

La normativa establece que las partes deben vivir a 1.500 metros; pero el aislamiento obligatorio imposibilita al denunciado salir a buscar un nuevo lugar para habitar.

El Juzgado de Niñez, Adolescencia, Violencia Familiar y de Género de 6ª Nominación de la ciudad de Córdoba autorizó que un agresor, que tiene colocada una tobillera electrónica, resida a 700 metros de la víctima, que también cuenta con el dispositivo, pese a que la normativa vigente establece como “requisito esencial” para que opere la medida que denunciado y denunciante fijen sus domicilio con una diferencia mínima de 1500 metros. La jueza Zulma Palmero explicó que el aislamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto a raíz del coronavirus COVID-19 imposibilita al denunciado salir a buscar un nuevo lugar para habitar que cumpla con los requisitos dispuestos por el Tribunal Superior de Justicia (TSJ).

?Ver nota completa:  https://bit.ly/Tobillera_distancia

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *